Según la última encuesta publicada por The Global Findex- Banco Mundial (datos 2017), más del 40% de las mujeres en todo el mundo no tiene acceso a servicios financieros formales. Igualmente, las mujeres tienen un 20% menos de probabilidades que los hombres de tener una cuenta bancaria y un 17% menos de probabilidades de haber recibido un préstamo de una institución financiera formal. Es decir, a nivel global, existe una diferencia significativa entre hombres y mujeres en el acceso a productos y servicios financieros.

En el proyecto presentado por nuestra red, REFAS, a la convocatoria de IRPF 2020, pretendemos investigar sobre el impacto de los Fondos de Solidaridad y Emprendimiento gestionados por las entidades asociadas, dando especial relevancia a la perspectiva de género. La experiencia de estos fondos visibiliza algunos de los factores que limitan la demanda y el acceso a la financiación por parte de las mujeres: desigualdad en la inserción laboral, educación financiera o nivel de ingresos. Por ello, las ayudas reintegrables gestionadas por estos Fondos posibilitan el acceso a los recursos financieros indispensables para la puesta en marcha de sus negocios y, de manera consecuente, su autonomía económica y desarrollo personal.

La inclusión financiera de la población, y de las mujeres en particular, supone un factor impulsor de varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). La investigación que estamos actualmente llevando a cabo nos ayudará a evaluar el impacto social de las ayudas reintegrables que gestionamos y a definir líneas de apoyo para el acompañamiento y seguimiento de los proyectos impulsados, con especial hincapié en el impacto hacia las mujeres y sus necesidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.