La Red de Finanzas Alternativas y Solidarias (REFAS) ha celebrado este fin de semana su IX Asamblea General, en esta ocasión de forma virtual, como consecuencia de la actual situación provocada por el COVID-19.

Ante la imposibilidad de reunirse de forma presencial, las dieciocho organizaciones de los diferentes ámbitos territoriales que forman la Red, han debatido un año más sobre el derecho al crédito, en un contexto altamente condicionado por las condiciones sociales y económicas provocadas por la pandemia.

Entre los diferentes acuerdos adoptados, tiene especial importancia la incorporación de dos nuevas organizaciones a la familia de REFAS, la Asociación de Finanzas Éticas de Canarias y la Asociación Elkarcredit de Bilbao, que se incorporan para reforzar el tejido de apoyo de las finanzas alternativas y aumentar la presencia de la Red en diferentes rincones del territorio nacional.

A pesar de la distancia física y las dificultades para coordinar acciones conjuntas, las diferentes organizaciones que forman la Red reafirman su compromiso con las necesidades de las personas y colectivos más necesitados ante las crecientes dificultades de acceso al crédito. En esta línea, reivindican un mayor esfuerzo de los diferentes agentes responsables, para crear espacios que den respuesta a las necesidades de financiación en determinados sectores de población.

En este sentido, REFAS sigue ampliando lazos con diferentes agentes de la economía y las finanzas alternativas, para seguir construyendo un ecosistema financiero que ponga a la persona en el centro de su actividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.