María Jesús Romero Díaz es Presidenta de REFAS (Red de Finanzas Alternativas y Solidarias) y Presidenta del Fondo de Solidaridad Paz y Esperanza de Granada además de Coordinadora de los socios y socias de Fiare Banca Ética de Andalucía Oriental.

Hola María Jesús, bienvenida y muchas gracias por atendernos tan amablemente. Para comenzar y ubicar, ¿podrías hacer una breve introducción sobre las organizaciones de las que formas parte?

Hola y muchas gracias a vosotras. En primer lugar me gustaría explicar que pertenezco a tres entidades distintas pero a la vez complementarias. Lo comento porque durante la entrevista cada vez me referiré a una u otra y puede existir alguna confusión.

El Fondo de Solidaridad de Granada es una asociación sin ánimo de lucro que concede ayudas reintegrables sin intereses a personas en riesgo de exclusión social.

REFAS es la red que aglutina a 19 entidades (entre las que se encuentra el Fondo de Solidaridad) que también concede ayudas reintegrables pero en distintas modalidades. Dichas entidades trabajan para crear herramientas que favorezcan una economía para las personas.

Fiare Banca Ética es un banco cooperativo que trabaja en Italia desde 1999 y Fiare que opera en España desde 2005. Son una herramienta al servicio de la transformación social a través de la financiación de proyectos del tercer sector, la economía social y solidaria y la promoción de una cultura de la intermediación financiera, bajo los principios de transparencia, participación y democracia.

María Jesús, ¿en qué se diferencian las finanzas éticas y alternativas del sector financiero convencional?

Los bancos tradicionales buscan el máximo beneficio y en la mayoría de las ocasiones no tienen en cuenta las repercusiones que esto trae consigo (inversión en armas, desahucios, perjuicios medioambientales, etc). Sin embargo, con las finanzas éticas se impulsan proyectos que mejoran nuestro entorno y tienen en cuenta a la persona. Nuestro dinero se invierte en proyectos medioambientales, culturales, educativos y comunitarios, dando un valor añadido a nuestros ahorros.

En Fiare Banca Ética, cuando se realiza una operación de crédito, lo primero que se hace es una evaluación Ético Social para ver si la entidad que lo está solicitando está de acuerdo con nuestros valores. (Defensa del medio ambiente, democratización en las decisiones, integración de mujeres y extranjeros, salarios sin mucha diferencia entre el que más gana y el que menos, etc). Esto no es una práctica que realice la banca convencional.

Creemos que el dinero es un medio para mejorar la vida de las personas y no un fin en sí mismo. Y, en este sentido, la banca ética y los movimientos de las finanzas solidarias son transparentes, lo que constituye otra de las diferencias con los bancos tradicionales. Todos los proyectos financiados pueden consultarse en la página web de las entidades financiadoras.

Por otra parte, somos organizaciones democráticas. Las líneas estructurales las deciden los socios. Independientemente del capital social que se posea en el caso de las cooperativas de crédito, cada persona tiene un voto. Nosotros elegimos a nuestros representantes, damos nuestra opinión sobre los nuevos productos a desarrollar, etc.

Otro aspecto relevante tiene relación con los salarios: existen unos topes que establecen las diferencias máximas salariales entre los que menos y los que más cobran dentro de la Cooperativa. En la banca tradicional existe muchísima diferencia de salarios entre los distintos estamentos.

¿En qué se diferencian los servicios del Fondo de Solidaridad de Granada y otras organizaciones de REFAS con servicios financieros «homólogos o comparables» del sector convencional?

Hay bastantes diferencias. Tanto en el Fondo de Solidaridad de Granada, como en el resto de organizaciones asociadas a REFAS, concedemos ayudas reintegrables sin intereses (o con el IPC) a personas o entidades que no tendrían posibilidad de obtener créditos en las entidades financieras convencionales y que consideramos que están en el marco de la exclusión financiera. Las entidades financieras convencionales necesitan normalmente que la persona tenga ingresos suficientes, o que presente un aval para garantizar el préstamo en caso de impago. El aval que nuestras entidades solicitan es un aval social, no económico. Normalmente lo presenta una persona que conoce el proyecto y que respalda a las personas que hay detrás de ese proyecto.

Lo que se pretende con estas ayudas es mejorar la situación de la persona y una mejora del entorno. En muchas ocasiones, con este pequeño empujón pueden salir de la situación de precariedad en que se encuentran.

En este sentido, en REFAS, somos una red de ahorro e inversión. Creamos un circuito solidario en el que hay personas que nos ceden sus ahorros sin recibir ninguna retribución y personas que necesitan ese dinero y no nos pagan ningún tipo de interés. Es una red de confianza mutua.

 

¿Qué diferencias hay entre los servicios del Fondo de Solidaridad de Granada y REFAS con otros servicios del sector de las finanzas éticas y alternativas?

REFAS lo componen un total de 19 entidades y cada una tiene una forma de trabajar distinta. Todas son SIN ÁNIMO DE LUCRO. Pero también existen numerosas diferencias entre nosotros.

La procedencia de los fondos puede ser muy diferente. En algunas, la fuente principal son aportaciones de los socios y depósitos, como es nuestro caso. Otras entidades utilizan fondos públicos para desarrollar la actividad (Ayuntamientos, Diputaciones, etc).

Pero también hay diferentes perfiles en función del crédito. Algunas trabajan con países del sur. (Ideas, Microfides, Cerai, etc), mientras que en otros casos, el impacto es de carácter local.

En algunos casos sólo pueden presentar proyectos los socios de la entidad y otros están abiertos a que lo presente cualquier persona. En relación a los fines, algunas se orientan a proyectos sólo de empleo o mejora de actividad laboral y otros aceptan proyectos más asistenciales.

No obstante, hay algo que nos caracteriza como red. Nuestras entidades están ligadas al territorio, construyendo redes de apoyo financiero. Incluso en ocasiones nos apoyamos entre nosotros con acuerdos de colaboración.

Es más, todas nuestras entidades son complementarias. Por ejemplo, si una entidad pequeña, sin posibilidad de acceder al crédito en una entidad bancaria, necesita financiación, se le puede ofrecer a través de nuestras entidades de REFAS (red de finanzas alternativas y solidarias). Si ya más adelante, cuando ya esté funcionando su negocio, necesita más importe u otro tipo de productos bancarios, le pondremos en contacto con Fiare Banca Ética

¿A qué necesidades específicas de la economía social y solidaria responden los servicios de las finanzas éticas y alternativas?.

Desde Fiare Banca Ética se puede responder a todas las necesidades de la economía social y solidaria. Cualquier empresa de Economía Social y Solidaria, puede necesitar financiación, o simplemente una cuenta con tarjeta, una aplicación móvil, o cualquier servicio bancario que se puede contratar con las Finanzas Éticas. Es cierto que en muchas ocasiones no podemos equipararnos a un banco tradicional con miles de servicios ya que son mucho más grandes que nosotros y pueden invertir mucho más en tecnología, etc. Pero poco a poco vamos completando nuestros servicios.

¿Cómo se pueden impulsar las herramientas de financiación éticas y alternativas entre las entidades de economía social y solidaria?

Creo que en la mayoría de las ocasiones se transmite con el boca a boca. Quien crea una empresa de economía social y solidaria, está predispuesto a trabajar también con entidades éticas.

La mejor forma es dándolo a conocer e intentando sensibilizar a la sociedad sobre la importancia que tiene saber dónde está invertido nuestro dinero. En muchas ocasiones, nuestras actividades sociales, nuestra forma de pensar, van por un sitio y nuestro dinero va en el sentido contrario.

También con políticas que faciliten este tipo de emprendimiento. A nivel legislativo tenemos la misma exigencia los bancos éticos y los bancos tradicionales y eso nos perjudica.

 

¿Desde vuestra organización tenéis alguna acción prevista para impulsar las herramientas de financiación éticas y alternativas entre las entidades de economía social y solidaria?

En el Fondo de Solidaridad de Granada vamos a comenzar a realizar jornadas de formación a los beneficiarios de nuestra financiación. No sólo queremos ayudar para que puedan salir adelante, si no que también, queremos que conozcan lo que son las finanzas éticas y que contribuyan a su desarrollo.

También respondemos a todas las charlas que nos piden, acudimos a jornadas, etc.

¿Qué nuevos útiles financieros específicos de la finanzas éticas y alternativas para las organizaciones de economía social y solidaria habría que desarrollar? ¿Tenéis alguna previsión a este respecto?

Fiare Banca Ética está desarrollando poco a poco distintos productos. En la actualidad tiene cuentas corrientes, tarjetas, préstamos, pólizas de crédito, fondos de inversión éticos, aplicación móvil, etc.

De momento faltarían los datáfonos, los préstamos a personas físicas, hipotecas para compra de vivienda, etc. Todo esto está mucho más desarrollado en Italia (que es el otro país dónde está ubicada) que lleva muchos más años funcionando y poco a poco se irá desarrollando en España.

Y para concluir esta entrevista y dirigiéndose a las organizaciones de economía social y solidaria que quieran orientarse dentro de las finanzas éticas y alternativas, ¿Qué recomendación añadiría?

Yo les recomendaría que cuando piensen con qué entidad empezar a trabajar, investiguen las distintas opciones dentro de las finanzas éticas. Dentro de todo el abanico de posibilidades, seguramente encontrarán la respuesta. Muchas veces, al ser banca por internet y encontrar cualquier dificultad, se van a las bancas tradicionales que lo ponen todo muy fácil al principio y luego empiezan a cobrar comisiones y a dificultarlo todo mucho más. Que pregunten en su zona, nos llamen y en función de sus necesidades concretas, les aconsejaremos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.